Israele, estos son los lugares predilectos si lo que buscas es experimentar a Jerusalén

Si lo que buscamos es apreciar de forma plena esa extraordinaria belleza e historia que nos ofrece Jerusalén, nuestra recomendación es ponernos los zapatos y caminar para dar uno de los paseos que se convertirá en nuestros favoritos, y en donde se puede aprovechar para meditar y contactar con nuestro yo interno.

No existe ninguna duda de que, para poder apreciar de forma plena a Israel, cioè, su belleza, historia, relación con la Biblia, con la meditación y con su geografía, la mejor forma de hacerlo es caminando, y en el caso de Jerusalén, esta es en su totalidad rica en historia.

Muchas personas se dedican a explorar Jerusalén y sus alrededores pues les resulta una aventura un tanto divertida, aunque rápidamente puede convertirse en algo más cuando comienzan a escribir sobre sus paseos o capturar los momentos más increíbles de su vida, como cuando se hace contacto por primera vez con uno mismo a través de la meditación.

Esto incluso podría convertirse en la base de algún libro donde se asiente todo en torno a Jerusalén, donde esten plasmadas desde las mejores caminatas, como también las excursiones, momentos de meditación y el nado al aire libre, que quizás se convierta en un libro turístico bastante popular. Entre los paseos más resaltantes se encuentran

Caminatas por el barrio Judío

Este se trata de paseo circular que esta configurado en torno al barrio judío y sus sinagogas. Muchas de estas cuentan con cientos de años y, desde sus historias, podemos construir la historia del asentamiento judío en la Ciudad Vieja de Jerusalén durante los últimos 750 años.

El pueblo de Ein Kerem

Este es un hermoso y pintoresco pueblo que se encuentra ubicado en las montañas de Judea y cuenta con su propio encanto distintivo más allá de que está dentro del municipio de Jerusalén. En un recorrido caminando, se usan 2 1⁄2 a 3 horas y se inicia en el monte Herzl (la última parada del tren ligero) desciendo por el valle de Ein Kerem en el bosque de Jerusalén.

Para los cristianos puede ser de gran interés visitar las iglesias en Ein Kerem que guardan relación con Juan el Bautista, pues aquí es donde nació y se crió, además de ofrecernos la posibilidad de hacer contacto con nosotros mismos por medio de la meditación.

Otro atractivo podrían ser los talleres de artesanos que marcan las hermosas calles de Ein Kerem.

Luego de que salgamos del bosque, la caminata nos conduce a Derech Ein Kerem, esta es la carretera principal del pueblo y nos ofrece talleres y galería que nos conducen al Manantial de María.

Desde aquí se puede serpentear por calles estrechas y coloridas, con más galerías e impresionantes vistas del lado opuesto del valle.

Shvil HaMaayanot (Sendero de los Manantiales) y monumento Yad Kennedy

Esta caminata es, si lo queremos, sencilla de casi tres horas a lo largo de la cresta de una montaña. Se trata de las caminatas más populares en las montañas de Judea. Se parte a 15 minutos a pie del Centro Médico Hadassah de Ein Kerem, y es fácilmente accesible en transporte público desde Jerusalén.